¿Qué hay que estudiar para ser fontanero?

Si tienes el sueño de cursar unos estudios que te permitan al culminar tener un buen trabajo y bastantes oportunidades de desempeño de la profesión, entonces una buena opción es formarte como fontanero. Este es un sector que siempre tiene demanda y con el que lograrás obtener buenos beneficios económicos, ya sea que decidas emplearte en una empresa o trabajar por tu cuenta como autónomo. ¿Ya estas decidido por la fontanería? Pues entonces seguro ahora lo que buscas es saber ¿qué hay que estudiar para ser fontanero?, a continuación te dejamos toda la información.

Plan de estudios para trabajar como fontanero

Tener un graduado escolar es el primer requisito que te solicitarán al momento de matricularte en los cursos de formación superior en fontanería. ¿No los culminaste? Pues no es mal de morir, ya que actualmente son muchos los centros de enseñanza repartidos por todo el país que te permitirán alcanzar este requisito en un tiempo más corto,  que si los cursaras regularmente.

Luego que ya lo hayas conseguido entonces deberás buscar un lugar donde impartan el ciclo básico de formación profesional en fabricación y montaje. Este nivel es el que te proporcionará todos los conocimientos básicos para adentrarte en el sector de la fontanería, pues en el aprenderás respecto a la estructura de las edificaciones, la red de tuberías y el funcionamiento de las instalaciones de agua. Cada día ampliarás tu vocabulario para saber llamar a cada cosa por su nombre técnico. Aunque no es el más difícil de la formación en esta área, sí que requerirá un esfuerzo si quieres tener una buena base para tu profesión. Infórmate bien si en el lugar donde resides hay algún lugar donde puedas cursarlo y si no pues adelante, que esto no te detenga en tu ambición de estudiar y  trasládate a otro lugar.

Al terminar este ciclo básico se te abrirán dos posibilidades para continuar adentrándote en el sector de la fontanería, el primero es optar por la formación de grado superior y el segundo es continuar por la formación de grado medio. ¿Cuál es mejor? ¿Qué ventajas tiene uno sobre otro? Decídelo tú mismo con base en la información que te presentamos a continuación.

Ingresar en la formación de grado superior requiere de la presentación de una prueba de ingreso, en tanto que con la segunda opción puedes ir poco a poco para en forma escalonada lograr la titulación. Una ventaja del grado medio es que te da la oportunidad de ir conociendo el trabajo real de un fontanero al realizar prácticas en empresas, por lo que irás adquiriendo experiencia e introduciéndote en el mercado. La experiencia lograda durante esta fase te proporcionará un mejor desenvolvimiento laboral, incrementando  de esta manera las oportunidades profesionales futuras.

Sea cual sea la manera como decidas alcanzar el grado superior, lo que si es cierto es que al culminarlos ya contarás con la formación necesaria para ser un fontanero, bien como trabajador de una empresa o como autónomo. Pero como hoy en día cada vez se hace más necesario tener una especialización, hay otros cursos que puedes tomar si lo que quieres es conseguir una mayor formación. Tan  solo por citar algunos te diremos que están los de mantenimiento de instalaciones de ventilación o los de instalación de sistemas de calefacción.

Enhorabuena!! Si has acabado todos estos cursos ya puede decirse que eres un fontanero especializado, por lo que estás listo para incorporarte en una gran empresa o para emprender tu propio negocio creando una empresa de fontanería.

¿Sabes que trabajos realiza un fontanero?

Ahora ya sabes cuál es la formación que debes alcanzar para convertirte en un buen fontanero, pero tal vez no estés muy claro de los trabajos que realmente realizan estos profesionales, pues a la mayoría lo que nos viene a la mente es que ellos se encargan de realizar desatascos, sin saber que están capacitados para realizar  muchas otras actividades como las que te contaremos a continuación.

La instalación y reparación de los elementos que conforman las redes de desagüe son tareas habituales  para un fontanero. Estas  pueden tener un nivel de complejidad como el  que reviste el sustituir un bajante en una comunidad de vecinos o la tubería principal de suministro de agua de un bloque de pisos, hasta uno tan simple como el reparar un sanitario en una vivienda particular.

La instalación de sistemas de calefacción o de climatización en general, es otra de las actividades a las que puede dedicarse un fontanero, en especial si ha tomado los cursos de capacitación necesarios para especializarse en esta rama. Como sabemos estos sistemas requieren de un mantenimiento preventivo para que funcionen correctamente cuando los necesitemos y además están presentes hoy en día en cualquier inmueble, sea este una casa, un negocio o una oficina, por lo que es un campo de trabajo con mucha salida.

¿Quién no valora tener en casa la posibilidad de poder elegir a conveniencia entre el agua fría o la caliente?, pues un profesional de la fontanería hace que esto se convierta en realidad y que además el sistema opere sin fugas o riesgos para la seguridad.

Mantener los techos de los inmuebles libres de inundaciones y filtraciones es una de las actividades que realizan estos profesionales y que la   mayoría de las personas no asocian con el trabajo que puede hacer un fontanero. Ahora ya sabes quienes son los que nos mantienen a salvo de humedades y goteras.

Como ves hay muchas especialidades que podrás elegir si decides estudiar para fontanero, aunque no está demás resaltar que cuantos más cursos de especialización tomes, más oportunidades laborales tendrás.

Como te habrás dado cuenta para ser un buen fontanero debes estudiar y especializarte pero es lo normal si quieres ser un profesional. Además en cuanto entres en el mundo laboral y sientas la satisfacción de llevar soluciones a las personas cuando tengan problemas con sus instalaciones de agua, sus techos o con sus sistemas de climatización y que estas queden contentas y agradecidas, te sentirás útil y completamente realizado si esta es la profesión con la que siempre has soñado.